jueves, 7 de febrero de 2008

VALLEJO , MI CHOLO QUERIDO



VOY A HABLAR DE LA ESPERANZA

“Yo no sufro este dolor como César Vallejo. Yo no me duelo ahora como artista, como hombre ni como simple ser vivo siquiera. Yo no sufro este dolor como católico, como mahometano ni como ateo. Hoy sufro solamente.
Si no me llamase César Vallejo, también sufriría este mismo dolor. Si no fuese artista, también lo sufriría. Si no fuese hombre ni ser vivo siquiera, también lo sufriría. Si no fuese católico, ateo ni mahometano, también lo sufriría. Hoy sufro desde más abajo. Hoy sufro solamente.
Me duelo ahora sin explicaciones. Mi dolor es tan hondo, que no tuvo ya causa ni carece de causa. ¿Qué sería su causa? ¿Dónde está aquello tan importante, que dejase de ser su causa? Nada es su causa; nada ha podido dejar de ser su causa. ¿A qué ha nacido este dolor, por sí mismo? Mi dolor es del viento del norte y del viento del sur, como esos huevos neutros que algunas aves raras ponen del viento. Si hubiera muerto mi novia, mi dolor sería igual. Si la vida fuese, en fin, de otro modo, mi dolor sería igual. Hoy sufro desde más arriba. Hoy sufro solamente. Miro el dolor del hambriento y veo que su hambre anda tan lejos de mi sufrimiento,
que de quedarme ayuno hasta morir, saldría siempre de mi tumba una brizna de yerba al menos. Lo mismo el enamorado. ¡Qué sangre la suya más engendrada, para la mía sin fuente ni consumo!
Yo creía hasta ahora que todas las cosas del universo eran, inevitablemente, padres o hijos. Pero he aquí que mi dolor de hoy no es padre ni es hijo. Le falta espalda para anochecer, tanto como le sobra pecho para amanecer y si lo pusiesen en la estancia oscura, no daría luz y si lo pusiesen en una estancia luminosa, no echaría sombra.
Hoy sufro suceda lo que suceda. Hoy sufro solamente.”

César Vallejo, Poemas en Prosa.
(Perú, 1892 - Paris, 1938)

5 comentarios:

Los Rincones Oscuros dijo...

Cómo remece, cómo conmueve, cómo quiebra y nos reintegra, como nos toma el corazón y cómo nos abre los ojos leer este texto de Vallejo, el Cholo tan Kerido.
Gracias, Ramona, por darnos, a quienes visitamos tu blog, este regalo que acaricia con golpes y que de golpe nos acaricia tan humanamente.
Kato Ramone

Sylvia Rojas Pastene dijo...

Amiga, las tué-tué, saben bien del dolor y comentan riendo que la vida nos duele y por entre esas risas, el dolor se cuela riendo.

Gracias por dolernos con el duelo del dolor ajeno.

MI CORAZÓN AL DESNUDO Y CON FRÍO dijo...

Notable choleada ud se ha manifestado poeta. Siempre es grato visitar su blogs
Dicen que el dolor... duele ¿tendrá alguna relación con el padecer poéticamente?
Parisinos y attos saludos
Trapelakucho sin fronteras

Ramona dijo...

Gracias amables visitantes de esta hermosa oscuridad iluminada, detrás de vuestros acertados comentarios percibo espíritus poéticos e inquietos que se acercan bella y concientemente a la experiencia literaria, experiencia que jamás constituirá dolor sino todo lo contrario.

Ramona Agradecida.

profetabar dijo...

Los modos del sufrimiento, ese sensación permanente en el pecho, colgando, aplastada hacia adentro,esa pesadez eterna que no lo quita ni un beso. El dolor, ese dolor, es el dolor universal.
Ja, Yenny me salió verso sin mayor esfuerzo, pero fue inspirado después de leer lo de Vallejos
Un abrazo yo creo que regreso el domingo o lunes, cuida todo lo que es ´mío inclusive estas palabras, por ahí me arrancaré y veré correo.
un abrazo